LA FAMILIA COMO INSPIRACIÓN

LA FAMILIA COMO INSPIRACIÓN

Se cuenta que un famoso pintor decidió un día salir de viaje en busca de inspiración para pintar sus cuadros. La vida familiar le tenía insatisfecho y aburrido. Así que dejó a su esposa e hijos y se fue por el mundo en busca de inspiración.

En sus andanzas se encontró con una novia el día de su boda: “Dime, por favor, ¿qué es lo más hermoso para ti? a lo que ella respondió sin titubear: el amor. Y el artista continuó su camino pensativo. ¿Cómo pintar el amor?

Después se encontró con un soldado que volvía de la guerra. Al preguntarle qué era para él lo más hermoso del mundo, el soldado les respondió sin dudar: la paz. Pero ¿cómo pintar la paz?, se preguntaba preocupado el artista.

Y siguiendo adelante se encontró con un creyente camino del templo, le hizo la misma pregunta y el creyente respondió: la fe es la cosa más bella del mundo. ¿Cómo pintar en un cuadro la fe?, continuó preguntándose el artista.

Cansado y casi desesperado después de tanta búsqueda de inspiración, decidió volver a su casa. A su llegada, la esposa le recibió con gran afecto y ternura. Y en ese momento el artista vio y encontró el amor del que había hablado la novia. Todo en la casa respiraba tranquilidad y seguridad. Era la paz de la que había hablado el soldado. Y cuando sus hijos le abrazaron y le besaron, vio en sus ojos de niños… la fe de la que había hablado el creyente.

Había encontrado en su hogar la inspiración que andaba buscando afanosamente fuera de casa. La verdadera inspiración era la familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.